Se cierran los talleres con ASVI en Santurtzi


Los talleres de Crónicas Migrantes han llegado a su fin de la mano de la Asociación de Viudas de Santurtzi y las más de cuarenta mujeres que nos han acompañado durante el taller express celebrado en su local.

Esta asociación cuenta con un gran número de socias, de manera que se organizaron dos sesiones que pudieran dar cabida al volumen de participantes que estaban interesadas en la jornada.

Las sesiones transcurrieron como de costumbre, empezando por las presentaciones y dando paso luego a una breve explicación de los conceptos técnicos de grabación y de entrevista. Como de costumbre, ciertos elementos resonaron más que otros, y la mera mención de fuentes de luz, la colocación del micrófono, o el enfoque de la pantalla, fueron recibidas con murmullos que anticipaban gran dificultad en la tarea que se les proponía. Sin embargo todo encajó cuando vieron que el artilugio que haría las funciones de cámara no era en realidad distinto a los smartphone que muchas de ellas llevaban en sus bolsos. Al poco de poner los móviles en sus manos no había grupo que no estuviera ya grabando vídeos y poniendo en práctica las pautas de grabación sin dificultad.

CM_viudas_Santurce_WEB-06

Una vez despachada la teoría, cada uno de los cinco grupos en los que estaban divididas las mujeres se acomodó en una esquina de la habitación para realizar las entrevistas. El tiempo bilbaíno no nos permitió grabar en exterior, pero cada grupo supo aprovechar su pequeña parcela y a pesar de ser la primera vez que se veían en esta tesitura, se las ingeniaron para no salir unas en los vídeos de las otras.

CM_viudas_Santurce_WEB-13

Y una vez más fuimos testigos de los chascarrillos, las preocupaciones, los asuntos importantes y los más cotidianos de las vidas de estas mujeres santurtziarras por derecho propio. Todas y cada una tuvieron su turno entrevistando, luego a cargo de la cámara y por último contestando al set de preguntas que hemos ido elaborando con la ayuda de todos los participantes de este proyecto que por el momento ha llegado a su fin. Y la conclusión unánime después de esta experiencia es que más que estar delante o detrás de la cámara, lo que menos asusta es preguntar. No las podemos culpar por ello.

CATEGORÍAS

Comentarios 0


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *